16 de marzo de 2016

A donde estamos parados, cuando la voluntad y los sacrificios que estamos dispuestos a plasmar son infinitos, pero la incertidumbre esta latente, que somos, cuando y donde sin certezas?…
Huir, temer o intentar, se vuelven verbos cobardes en una valentía traslucida que pende de un hilo fugaz y antagónico, helada sensación de perderlo todo en una nada repleta de dicotomías, ajenas, ególatras, carentes de argumentos refutables…
La nobleza de la escucha, la sinuosa paciencia, la conocida esperanza, la determinante tarea de elegir, son solo utopías incapaces de sostener, en el tiempo desdibujado…
Ahí en ese instante cuando solo te veías en la cuerda floja,  solo divisabas el vacío, lo profundo, la oscuridad enmarcaba el contexto y el silencio te aturdía, solo ahí, saltabas o te quedabas…

Porque somos lo que hacemos, cuando sentimos que lo hicimos todo…


Lala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario