20 de diciembre de 2014

Justo ahí cuando creemos que perdimos todo, en ese instante donde todo se desvanece, las piernas se aflojan, el cuerpo pesa, la mente aturde y el corazón late fuerte, justo ahí, solo fue miedo…los días corren, las ideas toman forma, las sensaciones se potencian y la realidad se vuelve contraste…
Lo que teníamos al lado deja de ser el centro y se enfoca en que visualicemos que había algo más latente, ese algo que estaba siempre, pero lo desdibujábamos, era simple pero constante, necesario pero tolerante, fluía pero lo limitábamos, lo alejábamos y seducíamos…
Era la paz que buscábamos y desconocíamos, el silencio en la tormenta, la cordura en el caos, la fortaleza en el temblor, lo que buscábamos sin saber que existía, aquello que no carecía de entendimiento, rebalsaba de coraje y lo perdimos…

Ignorar, boicotear y temer, no son amigos del amor…

Quería que te fueras, porque deseaba que te quedaras y lo ignoraba.


Lala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario