9 de noviembre de 2014



Recién termino de ver una película, a grandes rasgos  o generalizando, diríamos que es triste… pero no me alcanza con esa superficial descripción…a mí me produjo una cantidad ilimitada de sensaciones, no desconocidas, pero tampoco frecuentes. Podría incluirse en el montón de “películas de amor”, pero está en particular me hizo ver el amor, el dolor, el miedo…desde otro lugar, fue tan desorbitante y desmedido lo que me produjo, que aquí estoy, en el Word…alineando mis pensamientos, o vomitando lo que me marco…previo a verla, leí el libro, porque así soy, necesito maravillarme con las palabras, para luego desear lo tangible…hoy es una historia comercial o está de moda, pero solo depende de quien la mire...
Un sinfín, de frases hechas, escenas emotivas e imágenes simples, que acompañe con mates amargos, galletas de semillas , hoja y lápiz en mano…habré tomado nota de más de 10 oraciones y tal vez me hizo alinear otra gran cantidad de palabras…pero lo mágico, es que me hizo pensar, pensar en mí, en relación a otros...y no fue desagradable, me cautivo, me dio coraje y también logro enfadarme, pero no me perdí, me encontré…justo cuando me buscaba en medio de la escena del beso más esperada, lagrimas contorneaban mi mejilla, pero no desdibujaban mi sonrisa…ahí entendí de que se trata esto…eso que llamamos vida, “el dolor se debe sentir”, “el miedo reconocer” y “el amor vivir”…
“estas tan ocupada siendo vos, que no sabes cuan sin precedentes sos”…


Lala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario