22 de mayo de 2014




Cuan preparados estamos para recibir un halago, un abrazo…

 Acaso todos somos dignos de provocar suspiros incandescentes,

 necesitamos del amor de otro para generar el propio,

 estamos destinados a llorar lágrimas de eternidad,

 ser fiel a los latidos es una regla estricta e irrompible,

 la cabeza es capaz de guiarnos con exactitud,

 se trata de buscar felicidad, cual es esa perfección de la que hablan,

 murmullan sobre una cierta normalidad,

 y el viento eleva egos desconcertantes,

 idolatramos belleza, suplicamos prototipos,

 despreciamos identidad, cuestionamos la sutileza

y manipulamos pensamientos, como, cuando, a donde,

 a donde queremos llegar sin ser nosotros mismos,

 que queremos lograr en un hoy incierto,


 hay futuro después del presente que proponemos ?



Lala.


1 comentario:

  1. No concuerdo contigo, yo creo que el amor propio lo generan nuestras experiencias, nuestro deseo del nunca mas, nunca mas dejare que me hagan sentir asi, despues, viene el amor al otro y dejar que el otro nos ame tambien, y amar no es solo pronunciar las palabras, porque decirlas es demasiado facil, amar y es hacer por el otro, y hacer por nosotros, y quizas el dia de mañana por los dos, depender del otro no es amar, simplemente es eso, depender,my no hay nada peor que depender, porque renunciamos a nosotros. No podemos depender de la sociedad, ni de los estereotipos, ni de nosotros mismos, debemos ser tottalmente independientes, y llegar a nuestra perfeccion, porque si, todo el tiempo se habla de perfeccion, pero lo que vos consideras perfecto es lo mismo que el otro considera perfecto? Mas que la busqueda de la perfeccion, es buscar nuestra propia satisfaccion, y desde ahi podremos ver por el otro, si es que asi lo deseamos, por mi parte, prefiero ver por mi, el otro claramente todavia no ha llegado, asique no me queda ver por nadie mas

    ResponderEliminar