16 de abril de 2014

Esa característica, casi mágica y ecuánime que tienen algunos seres humanos, inmanejable, ilimitada e impredecible, que si se desmenuzara o estudiara diríamos que su sinónimo es la fragilidad o una habilidad extrema para sentir …
Cuando nos reconocemos en ella, es cuando temblamos,  lloramos y nos cuestionamos, frenar emociones es posible? Palpar sensaciones sensato? Posponer la energía real?
Desglosar el alma, en esa entrega, ese instante en que nos reconocemos los unos, como parte de los otros, esa humanidad que nos invade y nos hace trascender, como piel, como deseo, como un te necesito en un te aprecio…

Permeables… yo, en vos, sin ti, en mi…

Lala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario